Licencia de Creative Commons
Filosofía según Carlos by Carlos Álvarez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://filosofiaseguncarlos.blogspot.com.es/.





Contador de visitas



BLOG's amigos:

Mutatis Mutandis (Óscar Sánchez)

La Guarida del Pensador (Rodrigo Cueto)

Alguien tenía que decirlo (Lucas Suárez)

Soma Sema (Unai Coto)

La Torre del Ermitaño (Jorge Alonso)

I Wonder (Raúl Alonso)






Páginas vistas en total

lunes, 18 de junio de 2012

¿Qué significa ser ciudadano/a?

Todas las nociones, incluida la de “ciudadanía”, son productos históricos que como tales evolucionan con el tiempo, cambian progresivamente de significado, pero, al mismo tiempo, conservan un significado básico.

El concepto básico de “ciudadano” es el de pertenecer a una comunidad, a un grupo social. A lo largo de la historia, este concepto va transformándose según el ciudadano va ganando derechos. Evoluciona desde siervo hasta ciudadano propiamente dicho, pasando por súbdito. Observemos las definiciones de cada tipo de ciudadano:

Siervo designa una forma de vinculación social y jurídica (típica del feudalismo) entre una persona, generalmente un campesino, y un señor feudal, quedando sujeto a su señorío. Durante la Edad Media, un siervo era una persona que servía a un noble en unas condiciones próximas a la esclavitud. La diferencia principal con respecto a un esclavo consistía en que no podía ser vendido por separado de la tierra a la que trabajaba, en general, y jurídicamente era un hombre libre. El señor feudal tenía la potestad de decidir en numerosos asuntos sobre la vida de sus siervos y sobre sus posesiones.

Súbdito es quien está sujeto a la autoridad de un superior y tiene la obligación de obedecerle. El concepto se usa para nombrar al ciudadano de una nación que debe someterse a las autoridades políticas.

Un ciudadano propiamente dicho es una persona que pertenece plenamente a una comunidad. La condición de miembro de dicha comunidad se conoce como ciudadanía, y conlleva una serie de deberes y una serie de derechos que cada ciudadano debe respetar y hacer lo suyo para que se cumplan como un ciudadano. Ser ciudadano es tener desarrollado el sentido de identidad y pertenencia en el lugar donde se interactúa socialmente en el hábitat donde se desenvuelven los individuos con responsabilidad, derechos y obligaciones.




Nube de palabras de ciudadanía
(clic en la imgen para agrandar)



Como se puede observar, progresivamente se ha ido modificando la sociedad con el paso del tiempo. El siervo era casi como un esclavo al servicio de un señor feudal. El súbdito ya no obedece a alguien tan concreto, sino al rey o Estado. Finalmente, el ciudadano es una persona que, aunque también tiene que cumplir con una serie de deberes, no está sometida a nada y posee ciertos derechos tanto civiles como políticos.

El término “ciudadano”, en la actualidad, es utilizado para nombrar al individuo sujeto de derechos políticos. Esto quiere decir que el ciudadano interviene en la vida política de su comunidad al ejercer dichos derechos. La ciudadanía también implica una serie de deberes y obligaciones.
En la antigüedad, la ciudad era la unidad política más importante. Por eso hoy, con el Estado como unidad política principal, se sigue nombrando a los sujetos de derechos políticos como ciudadanos.

Este uso del concepto trasciende, en definitiva, el hecho de vivir en una ciudad. Una persona que vive en una población rural será ciudadana en tanto cuente con derechos políticos. En el sentido inverso, un habitante de una zona urbana con dichos derechos vulnerados no puede considerarse como un ciudadano pleno.

La noción de ser ciudadano contribuye al desarrollo de la identidad y al sentido de pertenencia a una comunidad. La persona debe ejercer su ciudadanía con responsabilidad, exigiendo respeto por sus derechos y, a la vez, cumpliendo con sus obligaciones. De este modo se construye una sociedad democrática y más justa.

sábado, 9 de junio de 2012

¿Capitalismo o comunismo?

Según el marxismo, el estado (leyes, gobierno, policía, sistema educativo...) es el mecanismo del que se vale la clase dominante para mantener su dominación. En las modernas sociedades democráticas capitalistas, aunque aparentemente el pueblo es soberano, en realidad siguen gobernando los dueños del capital. En definitiva, el estado pretende proteger el sistema que hace que unos manden y otros obedezcan.

Por todo esto, Marx y Engels proponen otro modelo de sociedad: la sociedad comunista. En esta sociedad no existiría el estado como mecanismo de dominio, sino que los hombres trabajarían y se relacionarían conforme a su libertad. Pero antes de llegar a una sociedad comunista, la sociedad debe convertirse en un estado socialista, es decir, una sociedad en la que no exista la propiedad privada y todos los bienes sean públicos y administrados por el estado.

Símbolo del comunismo
(clic en la imagen para agrandar)


La idea del marxismo parece razonable y bien argumentada, pero gente como yo no coincide con ella. Más bien, opino como John Locke. Creo que el ser humano posee una serie de derechos naturales por el simple hecho de ser hombre (refiriéndome a la especie, no al género, por supuesto). Tales derechos son fundamentalmente 3:
  • La libertad.
  • El derecho de autodefensa.
  • El derecho a la propiedad.

John Locke


En un estado de naturaleza, estos derechos se verían continuamente avasallados. Por esta razón, los seres humanos se ven obligados a organizarse y a construir un gobierno que promulgue leyes y proteja a los ciudadanos. El derecho que ceden es el de autoprotección, conservando así el derecho a la libertad y a la propiedad privada. De esta forma, el gobierno tiene como misión fundamental proteger la integridad física de todos los ciudadanos y sus propiedades, de ahí la creación de la policía y otros cuerpos de emergencia.

Es posible que lo que más tenga mosqueados a los comunistas es el tema de "la sociedad dividida en clases". Lo primero es que estas clases vienen determinadas por el capital que se posee, no por nacimiento, a diferencia de las sociedades medievales. Esto quiere decir que se puede cambiar de clase, no es obligatorio mantenerse en una toda la vida.

Todo el mundo sabe que el capital se consigue trabajando y que no todos los empleos ofrecen el mismo salario, sino que los hay en los que se cobra más o menos dinero, en función del tipo de trabajo o de los estudios y preparación necesarios. Los marxistas creen que la educación pública es la que nos convence de que el gobierno hace bien su trabajo y hace que no nos quejemos de eso de "unos mandan y otros obedecen", que en cierto sentido es verdad. Pero yo creo que realmente la educación pública nos abre las puertas al mundo, preparándonos para, posteriormente, seguir estudiando en lo que podríamos trabajar, y este puede ser cualquier trabajo. Cada individuo empieza de cero, no depende casi siquiera del capital de sus familiares, solo del empeño que él ponga en sus estudios. Por ejemplo, un niño/a que pertenece a una familia española con una pequeña casa y con un dinero mensual algo ajustado, con las ayudas del Estado y poniendo mucho empeño en sus estudios, puede llegar a ser abogado/a, ingeniero/a, arquitecto/a, etc., y ganar gran cantidad de dinero, perteneciendo así a una clase social más alta. Como se puede apreciar en el ejemplo, se puede pertenecer a cualquier clase social dependiendo del esfuerzo invertido en ello, por lo que me parece que es un justo y buen sistema.

También defiendo la propiedad privada, ya que creo que todo el mundo se merece un sitio que sea solamente suyo, con el que poder disfrutar de la familia, amigos o incluso relajarse estando solo. Esta propiedad privada se consigue con capital, al que cualquier persona con un empleo puede acceder.

En resumen, creo que el capitalismo es mejor sistema que el comunismo o marxismo, ya que ofrece muchas posibilidades y se recibe lo que cada uno se merece en función de lo que se haya esforzado en conseguirlo.
descripcion

Ir al cielo